Presoterapia

La presoterapia consiste en la aplicación de presión de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternado que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático. Esta terapia promueve, además, la recuperación de la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, facilitando la regeneración tisular.

Un par de botas y una especie de faja con determinado número de cámaras de aire conectados a un aparato que contiene un compresor de aire se encargan de administrar dichas presiones de aire de manera efectiva a lo largo del cuerpo que cubren estos (piernas y abdomen).

La presoterapia es un tratamiento médico y estético que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático.

11 Beneficios de la Presoterapia

Tratamiento de edemas

Corrección de alteraciones en el sistema circulatorio

Reduce, elimina y previene futuras formaciones de celulitis.

Favorecer el tránsito intestinal

Tonifica músculos y articulaciones

Relaja la musculatura (combatiendo la fatiga muscular, evitando contracturas, dolores y traumatismos)

Refuerza los tejidos conectivos

Estimula los puntos nerviosos motores

Alivia el estrés y la tensión

Alivia los espasmos musculares (cuando estos se hacen presentes)

Reduce la hinchazón y la inflamación.

Recomendaciones:

  • Es importante ser constante en este tratamiento, se recomiendan varias sesiones (un mínimo de 10 sesiones) según el estado de cada persona y los avances que se vean sesión tras sesión.
  • El uso de Productos adecuados para tu piel y para optimizar los resultados y perdurar el trabajo en cabina es fundamental.
  • Haz un cambio en tu alimentación, consume más frutas y verduras, reduce el consumo de alimentos grasos.

Tiempo: 15, 30 y 60 min.